Autora
Diccionario
Libros
Peliculas
Entrevistas
Dibujante
Enlaces
Videojuegos
Juegos
Humor
Recomendados

El profeta
Quidditch
Lugares
Ministerio
Criaturas
Hechizos
Plantas
Lado Oscuro
Comidas
Objetos
Transportes  
Tipos de magos
Varitas

A puro fans
Compras
Foro
Fan Fics
Fan Arts
Señaladores
Downloads
Adopciones

Webmaster
Libro de Visitas
Colabora
Sobre la web
Staff
Mapa del Sitio
Afiliadas

Harry Potter Y la Orden del Fénix

Por Luncatica_02

(primero que nada espero y les guste esta versión que hice de Harry Potter y muchas gracias por leerla!)

CAPITULO I: LA VISITA DE SIRIUS

Era verano, todo resultaba tan perfecto, avía un clima caluroso, el sol estaba mas brillante que nunca, uno que otro perro ladraba por ahí y Lupin estaba sentado en una mesa de su casa, una casa pequeña de madera, un poco descuidada pero muy bonita, estaba tranquilo leyendo el profeta mientras tomada su taza de té:

"....Según dijeron algunos alumnos de Hogwarts, el admirable Ceddric Diggory alumno del colegio, falleció mientras concursaba en el torneo de los tres magos. Al parecer, el señor Potter y el señor Diggory avían llegado a la meta final pero lo que ellos no sabían es que el trofeo de los tres magos era un traslador. Lo cual los dirigió a alguna parte que por ahora no han querido confesarnos el director de Hogwarts: Albus Dumbledore. Todo parece ser que fue obra de el que no-debe-ser-nombrado. ¿Será que ya abra recuperado sus poderes? Al parecer Fudge niega todo lo que tenga que ver con el señor tenebroso. Los demás participantes, tanto Fleur Delacour, Víctor Krum y el señor Harry Potter sobrevivieron al final, pero ¿como llegaron Diggory y Potter hasta el final? ¿Y Porque no lograron llegar a la meta el señor Krum y la señorita Delacour?, demasiado curioso, parece ser que hubo un pequeño conflicto dentro del laberinto que consistía en la tercera prueba del torneo de los tres magos: Algo aturdió a la señorita Fleur Delacour, aun se desconoce el porque, mientras tanto según dicen las malas lenguas, que el señor Krum atacó al muchacho Diggory. Al parecer estaba bajo el efecto de algún hechizo..¿O habrá sido algún plan?.Le preguntamos directamente esta cuestión al señor Víctor Krum:

-¿Es cierto que usted agredió al señor Diggory dentro del laberinto?-pregunto nuestra reportera. –yo no rrrecuerrdo tal suceso del que usted señorrrita me esta prreguntando, no puedo entenderr como sucedió, varrias perrsonas me han preguntado lo mismo.-

Por lo visto el señor Krum negó todo, mientras que la señorita Fleur Delacour nos confirmó lo sucedido: -señoguita, no entiendo pogque vigtor tenga que atacag al mi compañego Diggogy, lo dudo, apagte yo no vi nada de eso. Yo no crego que haga algo tan pegvegso!-

Mientras tanto, algo sigue en cuestión, hay dos desaparecidos. El señor Karkarov, que no se ah visto desde que termino el torneo, y nuestra reportera, la señorita Rita Skeeter. Bueno prometemos mantenerlos informados sobre el asunto."

Al terminar de leer, el profesor Lupin se exaltó, se avía impresionado de lo que acababa de leer, ya sabía desde hace tiempo que Harry concursaba en el torneo de los tres magos, pues uno de los reportajes de la desaparecida Rita Skeeter avía anunciado los finalistas del torneo de los tres magos. El andaba muy angustiado, mientras que su casa, se veía de lo mas tranquila, parecía ser que el perro que ladraba hace rato no se avía cansado de ladrar, el lo siguió ignorando. "¡¡perros!!" pensó el. Volvió a releer el Profeta. Avían algunas fotografías mágicas de cuando avía empezado y terminado el torneo, el se quedo viendo fijamente una de las del final del torneo y se dio cuenta que a unos cuantos metros en donde terminaba la tercera prueba, cerca de la cabaña de Hagrid avía un perro sentado en una huerta de calabazas, este era muy negro y grande. Lupin lo reconoció en seguida y se dijo a el mismo: -Se parece, pero no creo, si, si se parece a Sirius!, pero el? Que estará haciendo allí? No, no creo- en eso un gruñido de alguien realmente histérico se ollo atrás de Lupin: -Remus!!!!!!!! maldita sea!!!!!- Lupin se sobresaltó y se paro inmediatamente volteando hacía donde se hallada la persona que avía gritado. –Remus Lupin!!!!-siguió gruñendo. Lupin se quedó boca abierta cuando vio quien se encontraba enfrente de el, era Sirius Black. –Ah.. y apenas te das cuenta verdad Remus! te estoy ladre y ladre desde hace un buen rato para que me abrieras la puerta! Y tu aquí! Muy conchudo! Sentando viendo tu ejemplar de corazón de bruja!-dijo Sirius con una impaciencia, pero a la vez se veía muy cómico. Lupin sonrió y añadió: -disculpame Sirius, no te oí- Lupin empezó a reír. –Cómico, muy cómico.. No te rías! Casi me quedo afónico afuera, tuve que hacer mis propios meritos para entrar a tu casa Remus!- Guardaron silenció viéndose mutuamente, no aguantaron mas y se echaron una carcajada, se abrazaron como hermanos. –Canuto! Amigo, como has estado?-Dijo Lupin sonriéndolo y a la vez ofreciéndole que se sentara. Sirius se sentó, Lupin inmediatamente le dijo:

-justamente estaba viendo tu foto Sirius, veo que eres fotogénico- Lupin le mostro la foto de el profeta. –Canuto, quieres algo de comer? Te are algo! De seguro mueres hambre!- Y era cierto, ya hacia varios días que Sirius no comía, Lupin inmediatamente le empezó a servir. –Lupin, veo que eres bueno para la cocina eh?- sonrió Sirius con mucha comida en la boca, no paraba de comer viendo hacia el profeta. –así que, la escandalosa Rita Skeeter desapareció- dijo Sirius mientras que Lupin le servia mas comida y jugo de Calabaza. –Lo que mas me llama la atención es la desaparición de Karkarov, no es extraño que halla desaparecido así?- añadió Lupin. –Por cierto Sirius, que haces por estos rumbos, me da mucho gusto verte- Sonrió Lupin, y Sirius inmediatamente le dijo con cara muy seria. –vengo a avisarte, Dumbledore nos necesita, han pasado cosas inexplicables que aun no entendemos, necesitamos encontrar a Arabella Figg y a Mundungus Fletcher, por el momento tengo que ocultarme aquí te parece bien, Dumbledore nos mandará una lechuza para avisarnos las siguientes instrucciones.- Al terminar de esto, Sirius tenía la cara un poco triste, inmediatamente Lupin le pregunto que había pasado en el torneo, el no sabía exactamente todo lo que avía pasado. Sirius le contó con lujo de detalle lo ocurrido: la primera, segunda y tercera prueba del torneo. También le comentó sobre todo lo que avía dicho Harry sobre su enfrentamiento con Voldemort. Lupin se puso mas pálido de lo normal y convenció a Sirius para que le mandaran juntos una lechuza a Harry para saludarlo y para saber como se encontraba.

CAPITULO II: LAS MEJORES VACACIONES DE HARRY

Mientras tanto en el numero 4 de Privet Drive, Harry se hallaba limpiando los platos sucios del desayuno, hacía ya algunos días que avía regresado de Hogwarts: la escuela de magia y hechicería. Se hallaba sucia y sola la cocina, sus tíos estaban arriba cambiándose porque iban a sacar a Dudley de paseo por su cumpleaños, como era de costumbre, le avían comprado muchos regalos, pero a Harry esto no le importó. –Quiero que te quedes aquí! Cuando volvamos queremos ver todo esto limpió y ordenado..y nada de magi..tu sabes!- le dijo su Tió Vernon. Dudley parecía al fin satisfecho por los regalos que le avían dado, mientas salían de su casa su Tíos y su primo Dudley, el siguió terminando sus labores de la casa pensando en lo que avía pasado en el año anterior en Hogwarts, recordando a Diggory. Decidió sentarse a empezar sus deberes de pociones: Snape les avía encargado bastante para el verano. Al terminar algunas cosas, decidió escribirle a Ron.

Querido Ron:

Espero y estés bien, mis tíos por el momento no se encuentran, salieron por el cumpleaños de Dudley a un parque de diversiones muggle. Aquí por el momento todo está normal, eh estado pensando mucho en Ceddric, yo pienso que no tubo que morir pues no lo merecía. También eh estado pensando mucho en Sirius, lo extraño. Has visto a Hermione? Pensaba que...

Pero en ese momento llego una lechuza y dejó una carta sobre la mesa donde se encontraba Harry. La abrió y era de Hermione:

Querido Harry:

Te escribo para saber como has estado, y para contarte que libere al fin a la escandalosa Rita Skeeter, se llevo un buen susto sabes? No creo que escriba mas de ti en un buen tiempo. Víktor me ah escrito, piensa venir a visitarme en las vacaciones, cuando se los comenté a mis padres se alegraron, les gusta eso de los magos. Cuidate Harry.

Besos de Hermione.

Harry tomó con gracia lo de Víktor, cuando se enterara Ron se iba a enfurecer. Mientras tanto Harry siguió terminando su carta para Ron, sin comentarle lo de Hermione.

Esa noche durante la cena, Los Dursley estaban muy emocionados por su visita al parque de diversiones, como de costumbre su Tía Petunia le grito: -Súbete, ya terminaste de cenar no? Vete!- Harry se levantó y se dirigió hacia su dormitorio. Sentado terminando algunos deberes del colegió. Oyó una lechuza y se asomo en su ventana: desde lejos venía una hacia el. No podía ser que Ron ya le hubiera contestado la carta pero tampoco era la lechuza de Harry, era una lechuza muy extraña, Harry volvió a sentarse y esta entro a toda velocidad al cuarto de Harry. Se puso frente a el y le dio la carta. Harry se extrañó y leyó la carta:

Hola Harry!

Soy Lupin no te asustes! Me encuentro en mi casa con Sirius, acaba de llegar para contarme lo ocurrido, espero y te encuentres bien Harry, se fuerte! Pensábamos Sirius y yo que podrías venirte las vacaciones con nosotros, sería buena idea no crees? Nos encantaría a nosotros, mándanos tu respuesta enseguida, y te diremos cuando podríamos pasar por ti, claro que no podrás venir solo, después de lo ocurrido no tenemos que arriesgarnos. Saludos. Lupin

Hola Harry!

Te encuentras bien? Bueno tengo que escribirte rápido que se acaba el pergamino. Como dijo Dumbledore estoy aquí con Lupin, me encuentro bastante bien, espero y te dejen venir. Tengo que dejarte. Cuidate. Sirius.

PS: Lupin me ah dado de alimentar muy bien, así que no te preocupes tampoco por ello.

Cuando terminó de leer Harry casi salta de la emoción, no podía creérselo, claro que le encantaría irse a pasar las vacaciones con su padrino y Lupin, no abría algo mejor que estar con ellos, agarró su pluma y empezó a escribirles diciéndole que si, lo mas pronto posible y mando a la lechuza. Mientras tanto, en la casa de los Weasley, Ron estaba gritando de furia: -Otra vez! Es que no entiendo! Ese tal Viktor Krum visitando a Hermione? Que patético!- Ron estaba casi tan enojado que su cara estaba del color de su pelo. La señora Weasley lo miraba con la cara llena de risa mientras los gemelos no le hacían caso, Percy no se encontraba, estaba trabajando en el ministerio de magia y Ginny le dijo: -parece que te gusta Hermione verdad?- Sonrió y miro fijamente a Ron: -Gustarme? A mi? Si como no! Me quejo de Krum porque me cae mal, nada más.- Se quedaron discutiendo vario rato.

Pasaron algunas semanas, en Privet Drive estaba todo normal, Harry se hallaba acostado en su cama demasiado triste, no avía recibido noticias de Sirius ni de Lupin. Esa misma tarde el Tío Vernon lo avía puesto a cortar el césped de su patio. Mientras Harry lo hacía volteó hacia la ventada de su dormitorio, vio algo brillante, pero tenía tanto sueño que no le tomo importancia, al terminar ceno y se subió a su cuarto, entro y cerro la puerta pero al voltear dio un salto del susto y dijo: -Sirius!- frente a el se hallaba Sirius como un animago, el perro se volvió a transformarse en el y este salió corriendo y lo abrazó: -Harry! Como estas?- Harry también lo abrazaba con mucha ilusión, lo solto y le dijo: -muy bien, cuando llegaste?- Sirius volteo a verlo con una sonrisa, se veía mejor que desde cuando lo avía visto por primera vez: su pelo negro lo tenía corto, se veía limpio y muy alegre, su cuerpo ya no estaba tan flaco como un esqueleto, estaba casi igual que en la foto que tenía harry en su álbum. –Bueno, llevo aquí desde la tarde, te vi cortar el césped, aver si me enseñas a usar esa maquina muggle, se ve interesante, hace rato tu tía subió, tuve que volverme a transformar y meterme bajo tu cama.- Sirius sonrió y le dijo: -Listo Harry? Bueno, Lupin nos estará esperando en un parque que queda a tres calles de aquí, a media noche el estara esperándonos con un traslador que nos llevará hasta su casa- Los dos se pusieron a hacer la maleta de Harry, guardando libros, su escoba, y su álbum, Sirius agarró el álbum: -Puedo Harry?- Harry le dijo que si y empezó a hojearlo: -Mira, la boda de tus padres! Mírame! Estoy ahí Harry! Cuantos recuerdos- Sirius puso una cara muy triste, Harry se acerco y lo abrazó con mucha fuerza. Terminaron de hacer su baúl y vio la hora, era casi media noche.

-Mira Harry, ahora me voy a hacer un animago, saldremos de tu casa y nos dirigiremos hacia el parque, recuerda Harry que no me pueden ver, Lupin esta vestido de muggle, aver si lo reconoces jeje, estas listo?- Harry asintió con la cabeza agarró su baúl mientras Sirius se transformaba en perro, soltó a su lechuza diciéndole que fuera a la casa de Lupin, la lechuza salió y Harry les dejo un recado a sus tios diciéndoles que ya se avía ido, no especifico donde. Llegaron al parque donde ya los esperaba Lupin vestido como muggle:

-Hola Harry! Dejame ayudarte!- Dijo Lupin con una sonrisa: -Cuanto sin verte! Veo que has crecido!- Sirius ladró y Lupin volteo a verlo: -Ya esta listo Sirius a la de tres todos juntos agarraremos el traslador vale?- Este traslador consistía en un sobrero. –Una...Dos y Tres..- De un momento a otro Harry llego a una casa de madera, al parecer avían llegado a la sala, Harry no podía dejar de sonreír, era increíble para el pasarse las vacaciones con ellos dos. Esa noche, juntos se sentaron a cenar, conversaban mas felices que nunca. Desde esa noche las vacaciones de Harry avían sido el momento mas feliz de su vida. Lupin y Sirius ayudaban a Harry con sus deberes, reían imitando a Snape. Los días de luna llena Lupin siempre se metía al sótano pues no quería lastimar a nadie, otros días jugaban ajedrez mágico, todo era perfecto.