Autora
Diccionario
Libros
Peliculas
Entrevistas
Dibujante
Enlaces
Videojuegos
Juegos
Humor
Recomendados

El profeta
Quidditch
Lugares
Ministerio
Criaturas
Hechizos
Plantas
Lado Oscuro
Comidas
Objetos
Transportes  
Tipos de magos
Varitas

A puro fans
Compras
Foro
Fan Fics
Fan Arts
Señaladores
Downloads
Adopciones

Webmaster
Libro de Visitas
Colabora
Sobre la web
Staff
Mapa del Sitio
Afiliadas

La autora: J. K. Rowling                               

                                          

J.K. Rowling nació en Chipping Sodbury, cerca de Bristol. Hasta los nueve años estuvo viviendo en Bristol o sus alrededores. Luego se trasladó a Tutshill, un pueblecito cerca de de Chepstow en Gales del Sur. 
Su casa era una cabaña junto a una iglesia. Vivían cerca de Offa's Dyke sobre el río Wye, y les encantaba salir a explorar por sus terrenos; claro que cuando se fueron haciendo adolescentes aquello les pareció algo aburrido. Era la mayor de dos hijas y tenía unos abuelos llamados Ernie y Stanley (al igual que el conductor y el ayudante del autobús noctángulo que rescata a Harry en el 3º libro) 
Ernie era dueño de un supermercado mientras que Stanley- según nos cuenta Rowling- era un verdadero soñador y pasaba mucho tiempo en el cobertizo haciendo cosas.
Una de las abuelas de Rowling se llama Kathleen, al igual que el segundo nombre Rowling, era a la que más quería y le entristeció mucho el día de su muerte. Su otra abuela tenía pasión por los perros, los prefería a los seres humanos. La tía Marge de Harry se parece algo a ella, ¿no créeis?
Su primera escuela estaba situada a las afueras de Bristol.
Luego, Rowling, estudió en una escuela situada en Tutshill y- según dice Rowling- era bastante parecida a la que pinta Dickens, todo lo contrario a la escuela abierta a la que estaba acostumbrada.
La maestra suya, colocaba a los niños por sitio según su inteligencia y a Rowling enseguida la pusieron en la fila de los niños "cortos de luces". Nos cuenta que aquélla maestra influyó mucho en el carácter del profesor Snape, inspiraba temor.
La asignatura que menos le gustaba Rowling era el repujado de  metal, la carpintería y un poco más que las mencionadas la gimnasia. También aborrecía el uniforme, que, por cierto, era bastante feo: marrón y amarillo.
De niña- se describe Rowling- era muy insegura y todo le angustiaba. A los once y doce años se parecía bastante a Hermione, porque al igual que el personaje se empeñaba en destacar en la clase. 
Cuando se iba haciendo mayor su madre sufrió una esclerosis múltiple, y, para ella, fue un tremendo glope. Pero aún así, sus mejores amigos la ayudaron mucho a superarlo.
Algunos libros que leyó Rowling en su infancia fueron: libros de Richard Scarry, "Mujercitas",
"El Potrillo Blanco", "Orgullo y Prejuicio" y "Feria de Vanidades" entre otros...
Aunque, ahora, en la actualidad, a  Rowling  le gustan las novelas y biografías, pero odia la poesía. Su autora favorita, y la que más le influyó es Jessica Mitford (hasta tal punto que le puso ese mismo nombre a su hija).
Entre otras actividades le gustaba la música, la pintura, el cine y el teatro. Pero no mucho la tele.
Se fue a estudiar a la Exeter University durante cuatro años y enseñó inglés un año en París.
Cuando se graduó fue a Londres para hacer un curso de secretaria bilingüe (que, para ella, fue un gran error). Pero gracias a ese error, aprendió a escribir a máquina, cosa que, le ayuda bastante al escribir sus libros, ya que, según nos dice, es bastante útil. Ella admite que como mecanógrafa es bastante veloz.
Cuando terminó el curso lo único  que deseaba era buscar cualquier trabajo que le permitiera ganarse la vida y escribir. Así que fue a parar a la Amnesty International a estudiar el abuso sobre los derechos humanos de África. Donde, además de conocer gente, aprovechaba todas las horas del almuerzo para irse a escribir a cafés. Ella dice que son el sitio ideal para escribir a solas.

Según habréis oído y leído ya millones de veces, ocurrió en un tren entre Manchester y Londres cuando se trasladaba para irse a vivir con su novio. Cuenta que, en ese mismo tren pensó que sería divertido escribir la historia sobre aquel personaje, pero ella no pensaba que fuera a ser para niños...Ése mismo día inventó los personajes de Ron, Hagrid y Peeves.
Tardó seis años en estructurar la novela y, desde el primer momento supo que sería una serie de siete libros. Una de las primeras cosas que hizo fue buscar los nombres e ir apuntando anécdotas por lo que cuando lo escribía sabía cuando y que iba a pasar, como si fuera un recuerdo del ayer.
Después de que su agente Christopher Little, le encontrara un editor (Bloomsbury), el libro, fue publicado en Junio de 1997. El editor la informó de que se estaba vendiendo extraordinariamente bien. No fue muy reconocido hasta que ganó el premio Smarties Book Prize en la que sus ventas aumentaron aún más.

J.K. Rowling conoció la tristeza y conoce la alegría. Ahora es una de las mujeres más ricas de Escocia ...

Aqui hay alguna que otra foto de ella:

J.K. Rowling: Control de calidad

 

 Si quieres ver los autografos de Rowling, pincha aquí!